El año 2020 ha sido un año lleno de retos. Entre las muchas dificultades y cambios en nuestras vidas, el 2020 presentó un gran desafío para los centros de formación en seguridad eólica debido a las restricciones impuestas por la COVID-19. Esta situación nos ha hecho evolucionar a todos desarrollando soluciones para hacer frente a las nuevas realidades de la formación. Con todo, en TotalHSE hemos terminado el año con un balance positivo.

Los cursos acreditados por la Global Wind Organisation (GWO) son la formación obligatoria para trabajar en el sector eólico. La estructura de los cursos de GWO ha elevado los estándares de seguridad y nivel técnico, y los ha alineado entre todas las empresas del sector. De entre ellos, el curso estrella fue la Formación Básica en Seguridad (Basic Safety Training), del que realizamos el año pasado 19 ediciones en su modalidad Onshore, 22 ediciones de su curso de actualización (refresh), y 6 ediciones de la modalidad Offshore. De las demás especialidades, realizamos 18 ediciones de la Formación Técnica Básica (Basic Technical Training), 14 ediciones de Entrenamiento de Rescate Avanzado (Advanced Rescue Training) y 5 ediciones de Primeros Auxilios Avanzados (Enhanced First Aid). Además, llevamos a cabo 5 ediciones del curso de Señalización y Elevación de Cargas (Slinger Signaller). Incluso de una nueva especialización acreditada como es el curso de Reparación de Palas (Blade Repair) realizamos un total de 12 ediciones.

La formación IRATA es el estándar mundial en acceso por cuerdas y trabajos en altura. En todos los niveles de los cursos acreditados IRATA realizamos 10 ediciones en total, formando a más de 60 alumnos.

Todo esto ha sido posible gracias al gran trabajo y esfuerzo de los 50 profesionales que están con nosotros.